Estreñimiento infantil

Puede presentarse desde la infancia hasta la adolescencia y mostrar en cada etapa características diferentes. Desde la ausencia de la deposiciones por varios días hasta la presencia de deposiciones induradas.

Sus síntomas son: dolor abdominal distensión abdominal, vómitos, taita de apetito y flatulencia. No existe una frecuencia defecatoria normal. Lo que se espera es que sean blanda y abundante.

El gastroenterólogo pediatra José Luis Gonzales, de la clínica Ricardo Palma, explica cuáles son sus causas más frecuentes.

  • Pobre consumo de fibra y de agua. La fibra viene incluida en los alimentos como las verduras, las menestras y los cereales, por eso deben estar presentes en la dieta diaria.
  • Malos hábitos higiénicos. El pequeño ignora los impulsos de defecar por seguir jugando o posterga los llamados intestinales porque está fuera de su casa.
  • Asociaciones incorrectas. Una actitud de rechazo a la defecación es una condición relacionada a la presencia de dolor al defecar y por ello el pequeño desarrolla una conducta retentiva.
  • Aspectos emocionales. Estos implican tanto el ámbito familiar como el escolar y pueden con- vertirse en detonadores del estreñimiento familiar.
Cómo mejorar el tránsito intestinal.
  • Dieta balanceada que incluya fibras y frutas con cáscara. Incrementar el consumo de agua.
  • Explicarle al niño lo adecuado de no postergar el llamado intestinal.
  • Configurar una hora regular y un tiempo suficiente de evacuación intestinal como un hábito saludable.


Dr. José Luis Gonzales.
Gastroenterólogo pediatra de la Clínica Ricardo Palma.