Ten un estilo de vida saludable

¿Cuándo comenzar? ¿Qué hábitos no son saludables?

Existen hábitos que nos permiten mantenernos fuertes y sanos, como seguir una dieta balanceada, hacer ejercicios con regularidad, evitar el consumo de tabaco y alcohol, así como mantener relaciones interpersonales sanas y constructivas. Todos estos factores reducen el riesgo de desarrollar enfermedades como obesidad, depresión, colesterol y triglicéridos elevados, osteoporosis, hipertensión, diabetes, enfermedades respiratorias, cardiovasculares y distintos tipos de cáncer. Aquí radica la importancia de adquirir estas prácticas saludables desde los primeros años de vida.

A tener en cuenta
Hay rutinas que le hacen mucho daño al organismo como por ejemplo: un mal manejo del estrés, sedentarismo, insomnio, consumo de sustancias tóxicas (drogas, cigarros), no tener distracciones, falta de higiene personal y la incapacidad para relacionarse con otras personas pueden causar serios estragos en nuestra salud física y emocional.

Dr. Julio Cachay.
Médico internista de la Clínica Ricardo Palma.